lunes, 3 de marzo de 2014

Siempre quise ser concursante de OT ...

Desde que en 2001 pasamos gran parte de segundo de periodismo reunidos la pandilla de amigos el lunes por la noche para ver las aventuras y desventuras de un grupo de aspirantes a cantantes en una Academia, siempre se me quedó la espinita clavada de querer ser un concursante de Operación Triunfo. ¿No os parecían lo más? Estar todo el día compitiendo, llorando, diciendo que cumples tu sueño, corriendo por la pasarela, recibiendo puteos, volviendo a repetir que peleas por tu sueño, muriéndote de la pena cuando echaban a un compañero, volviendo a decir no sé qué historias de tu sueño, sufriendo con las nominaciones, de nuevo lo del sueño ... era todo tan bonito y tan kitsch que yo sólo podía odiarme a mí mismo por tener voz de gato atropellado y no poder ser concursante de OT y decir eso de, cosa rara, 'estoy aquí para perseguir mi sueño'.

Dicho esto ¿no os parece que el NOTODO FilmFest es como el Operación Triunfo del mundo del corto patrio? Lo tiene todo: concursantes, nominaciones, críticas destructivas, premios, repercusión, gente que se pasa todo el año preparándose para participar, odios, filias, fobias, vacas sagradas, enfats terribles ... pues eso, el caso es que ya que no podía ser concursante de OT, la verdad es que me tenía que quitar la espinita clavada de no haber participado jamás en el NOTODO y este año, por fin, lo he hecho ... 


Hace ya un tiempecillo que Roberto Pérez Toledo me propuso escribir una historia, entre el naif más tierno y el bizarrismo más delirante, basado en un hecho real que nos pasó a él y a mí. Yo me lo tomé a guasa pero lo cierto es que siempre volvía a esa idea y al final la cosa ha germinado en 'Dead Celebrities', mi primera incursión en el terreno del NOTODO. Rodado como simple experimento, al final es uno de los trabajos de los que más orgulloso me siento, sobre todo porque regresé con mi equipo a la sensación de rodar por puro placer, sin nervios, sin pérdidas de dinero, sin estreses, simplemente por el puro placer de coger una cámara, una buena iluminación, unos grandes actores y jugar ...

'Dead Celebrities' son David Tortosa y Alicia Rubio. Él es uno de esos actores para los que me pasaría la vida entera escribiendo papeles, un actor mayúsculo, generoso y que espero que un día encabece el reparto de mi primera película. Por Ali tenía adoración desde hace años y unas ganas locas de trabajar con ella, que es pura intuición, carisma, talento y luz. Los dos juntos son Maggie y Nacho, una pareja que se ha enamorado pero que también ha descubierto que tienen un superpoder que puede arrasar con todo ... 

Un lujazo haberme reencontrado con mi equipo y seguir disfrutando de ellos como si fuéramos críos ... 

Aquí tenéis 'Dead Celebrities', a ver si os gusta ... y si os mola, que rule: